Resiliencia en el Sahel

En el Sahel, y en otros muchos lugares del mundo, la RESILIENCIA puede ser la clave para erradicar el hambre.

Así trabajamos Acción contra el Hambre y la Comisión Europea para construir resiliencia en el Sahel:

01 - PREPARACIÓN

Sistema de Alerta Temprana: seguimiento de biomasa con Sistemas de Información Geográfica
El sistema de alerta temprana puesto en marcha por Acción contra el Hambre y la Unión Europea con imágenes obtenidas por satélite permite detectar dónde hay zonas con escasez de pastos y anticipar una respuesta.

02 - PREPARACIÓN

Sistema de crédito prendario (warrantage)
Cada año las reservas de grano suelen agotarse en el mes de junio en el Sahel. Los propios agricultores se ven obligados a pagar en el mercado hasta tres veces el precio del mismo grano que ellos vendieron unos meses antes. Con el sistema de crédito prendario, la comunidad ha usado como aval para un microcrédito una reserva de grano. Tras reembolsarlo, este grano vuelve a liberarse a un precio asequible para la comunidad. Este almacén tiene una doble llave: una la tiene el banco y otra el comité comunitario.

03 - ADAPTACIÓN

MEDIAS LUNAS
Con obras hidráulicas como estas medias lunas creadas por la comunidad bajo la modalidad de “dinero por trabajo” se consigue retener el agua de la lluvia para luchar contra la erosión del suelo y asegurar mejores cultivos.

04 - ADAPTACIÓN

POZOS DE ETAPA
Acción contra el Hambre ha apostado por la construcción de los llamados “pozos de etapa” para hacer más llevaderas las rutas cada vez más largas hacia pastos cada vez más reducidos por el avance del Sahara en el Sahel.

05 - RECUPERACIÓN

DINERO POR TRABAJO
Las personas más desfavorecidas de comunidades rurales reciben durante 45 días el pago de 1.000 CFA (1,5 €) diarios por la realización de un trabajo consensuado por la propia comunidad. En este caso, en la región de Tahoua unas 150 mujeres se encargan de cargar y transportar piedras para la construcción de pequeñas presas que evitarán que las lluvias arrasen con los campos de cultivo y al mismo tiempo contendrán el agua para crear nuevos campos de cultivo fértiles. Con el dinero que reciben a cambio pueden comprar comida y animales que les ayuden a afrontar las épocas de sequía.

06 - RECUPERACIÓN

Recapitalización del ganado
Uno de los mecanismos de adaptación más comunes de la población durante la estación del hambre es la venta del ganado para poder comprar cereal. Para ayudarles a recuperarse de esta pérdida de bienes básicos, Acción contra el Hambre y la Comisión Europea reponen una o varias parejas de animales a las familias más golpeadas por la crisis, con el compromiso de que cedan las futuras crías a otras personas necesitadas en la comunidad.

07 - TRANSFORMACION

Diversificación de medios de vida
Una de las opciones exploradas para diversificar sus ingresos es la elaboración de productos artesanales que permitan a la población tener ingresos adicionales y no depender exclusivamente de sus cultivos o animales. Estas artesanías las han realizado mujeres del norte de Malí refugiadas del conflicto en el campo de M´bera (Mauritania)

08 - TRANSFORMACION

Huertos nutricionales
La creación de huertos nutricionales con pequeños microrriegos se ha revelado como una de las formas más eficaces para erradicar la desnutrición. Estos huertos son un buen complemento durante todo el año a los cultivos estacionales y permiten diversificar la dieta, aportando micronutrientes que harán a la población, especialmente a los niños menores de cinco años, más resistentes a las embestidas del hambre.

09 - TRANSFORMACION

Riego con energía solar
El sol es un recurso infinito en el Sahel. Este proyecto piloto de Acción contra el Hambre ha conseguido lo que podría parecer un milagro: un huerto en medio del desierto. Los paneles suministran energía para bombear agua hasta un depósito elevado desde el que se ha desplegado un sencillo sistema de microrriego. En esta comunidad ningún niño padece desnutrición.

10 - RESISTENCIA

Cultivos adaptados a la sequía
Gracias a la investigación desarrollada por agrónomos y centros de agronomía locales hemos podido fomentar cultivos mejor adaptados a la sequía cruzando variedades tradicionales. Esta evolución es clave para la adaptación al cambio climático en el Sahel.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR